top of page
  • Foto del escritorLic. Ricardo Huesca

Plan de regreso a clases para estudiantes neurodivergentes: consejos y estrategias


Si eres padre/madre de un niño/niña neurodivergente, ¿has comenzado a preparar su plan de transición para el regreso a la escuela?


¡Mi hijo ingresará al tercer grado en solo unas pocas semanas!


Todos los días hablamos del primer día de clases, el número en el calendario, volver a ver a sus amigos para el recreo y su favorito: ¡la clase de gimnasia!


Regresar a la escuela es una gran transición para nuestros hijos. Algunos se van a nuevos edificios, algunos tienen nuevos equipos, algunos están ansiosos por regresar y otros ya están nerviosos por regresar.

Ayudo a los clientes a crear planes de transición todo el tiempo, y todos los años antes de la escuela hago lo mismo.


Estos son mis mejores consejos para crear un plan de transición mientras te preparas para enviar a tu hijo/hija de regreso a la escuela:


1. ¡Comunícate! No esperes hasta el primer día de clases para tratar de tener una conversación significativa con el maestro de su hijo / hija

Ponte en contacto con el equipo de tu hijo / hija con anticipación para programar una reunión, Haz todas tus preguntas, actualízalos sobre cualquier novedad del verano. Revisa su horario diario, haz un recorrido, dedica tiempo antes del primer día de clases para sentirte cómodo/a.

2. Crea un documento. Cada agosto actualiza un documento introductorio sobre tu hijo/a para su equipo. Una "instantánea" de él/ella.

Sus intereses, objetivos, fortalezas, desafíos, cómo contactarte. Y luego da un paso más allá, crea una instantánea de él/ella. Destaca sus adaptaciones, modificaciones, servicios relacionados, da una breve descripción de sus objetivos y cuál es el plan de comunicación acordado entre los padres y la escuela. "Una instantánea del chico/a", una actualización rápida de regreso a la escuela, una herramienta que se puede usar para sustitutos y una excelente herramienta de transición.

3. Trabaja en un horario. Tus tranquilas mañanas de verano están a punto de cambiar.

Tienes que empezar a poner alarmas el hermano o la hermana se quedan dormidos. Trabaja en preparar almuerzos la noche anterior. Utiliza un horario visual para las mañanas escolares, uno que él/ella pueda marcar para vestirse, peinarse, cepillarse los dientes, los zapatos y la mochila. ¿Tienes una rutina después de la escuela? ¡Es hora de sacar y actualizar sus horarios!

4. ¡Platica los detalles del horario con tu hijo/a, la entrega y la recogida incluidas!

La seguridad y el estacionamiento de la escuela suelen ser una de las principales preocupaciones para los niños neurodivergentes. Discutir la entrega de persona a persona es necesario para muchos de nuestros niños, asegúrate de que los detalles estén claros antes del comienzo de la escuela. Discute los detalles de lo que está escrito en el reglamento de la escuela para asegurarte de que el día de tu hijo/hija se describa claramente con lo que necesita para recibir apoyo y tener éxito en la escuela.

5. ¡Se honesto con el equipo de tu hijo/hija!

A veces, la parte más difícil de regresar a la escuela es hablar sobre los cambios que pueden haber ocurrido durante el verano. Si han surgido nuevos comportamientos, se honesto y discute cualquier desafío nuevo con el equipo de tu hijo/hija. Si terminó el año escolar luchando por comunicarse con sus pares, trabaja con el equipo para comenzar este año escolar con el pie derecho. Ser honesto es la única manera de que el equipo de tu hijo/hija sepa cómo servirle mejor.


Lo más importante que debes recordar a medida que nos acercamos a la temporada de regreso a la escuela es que el hijo/hija que tienes ahora puede no ser el mismo hijo/hija que tenías al final del año escolar pasado.


La experiencia que tuviste con un maestro no debe establecer el tono para el siguiente.


Comunícate abiertamente con el equipo de tu hijo/hija para ayudar a establecer el tono de un año escolar increíble.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page